Rechazamos el recorte de Díaz Ayuso

¿Hay algo más penoso que cebarse con las escuelas infantiles con la que está cayendo?

Foto de Al cabo de la calle

La Comunidad de Madrid, gobernada por el Partido Popular y Ciudadanos, ha decidido romper de manera unilateral y retroactiva los convenios que mantiene con los Ayuntamientos para sostener de manera compartida las Escuelas Infantiles y Casas de niños de la región. Dicho de otro modo, el dinero que daba para su financiación, lo quita.

Un dinero que ya estaba presupuestado y con el que se pagan los sueldos de profesionales que siguen trabajando desde casa proponiendo actividades y talleres y asesorando a padres y madres. No alegan criterios pedagógicos, nunca lo hacen. Este recorte vuelve a poner de manifiesto el concepto discriminatorio que para la derecha madrileña sigue teniendo la educación infantil, para ellos esta etapa es poco más que un espacio donde aparcar a las criaturas mientras se trabaja. Llevamos muchos años sufriendo este desinterés para con los más pequeños y las personas que les atienden, con esta decisión se termina de rematar la precarización iniciada por el PP de Esperanza Aguirre y Lucía Figar hace casi diez años…

Precisamente ahora que muchas familias confinadas están comprobando que no es fácil desarrollar física y emocionalmente a un niño que tiene necesidades y carencias que no sabemos interpretar. O que no se puede valorar el desarrollo sensorial sin los medios y la formación adecuada.  O que la evaluación intelectual depende de recursos (juguetes, cuentos, fungibles…) que no siempre tenemos en casa.

Es normal no tener estos recursos y esta formación en casa, lo que no es normal es no tenerlos en los centros de educación infantil. Por eso pedimos la gratuidad de toda la etapa, por eso no nos gusta que se les llame guarderías como si esa fuese toda su función. Por eso denunciamos el abandono que sufren nuestras escuelas de gestión directa y los recortes de financiación que destrozan proyectos en las de gestión indirecta. A esta situación de desamparo, sumamos ahora la dejación de funciones que propone la Comunidad de Madrid, dejando a nuestro Ayuntamiento en la insostenible situación de asumir la totalidad del mantenimiento de las escuelas infantiles. Claro que del gobierno de Ayuso tampoco podíamos esperar otra cosa, el modelo que defiende prioriza a las franquicias de comida basura antes que a las tiendas, mercados y restaurantes del barrio, no hablemos ya de lo que es una dieta equilibrada para el modelo liberal.

En un momento en que todos, sin excepción, metemos la pata como mínimo una docena de veces al día, es desalentador comprobar cómo para el gobierno de la Comunidad de Madrid, las prioridades no son las comunes. Esperamos que rectifique.

Iván Mozos Pernias. Concejal de Unidas Podemos – IU Leganés

Marcar el enlace permanente.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *